Archivo de la categoría: EDUCACIÓN Y SOCIEDAD

Para educar a un individuo se necesita una tribu entera

Puesta en marcha de CSA Vega del Jarama

No todo es escuela. O mejor dicho, no toda la escuela se encierra en el edificio donde trabajamos. Mi trabajo en el colegio se lleva gran parte de las horas de mi día. Sin embargo, estoy embarcado en varios proyectos que teniendo que ver con la educación (todo tiene que ver con la educación) van más allá de los contenidos formales, los estudios por edades y los intentos por trabajar en equipo con mayor o menor éxito.

_MG_4188m 1

Iniciamos junto a otras 20 familias un camino que esperamos no lleve a una serie de aprendizajes esenciales en la vida.

  • El respeto por nuestro cuerpo. Dándole toda la importancia que se merece a nuestra salud y cuidándola proporcionando una alimentación sana.
  • El respeto por las personas que nos rodean. Con ellas compartimos el placer del trabajo y el diálogo en el campo y en las asambleas. Tratando de entender cada postura y opinión.
  • El respeto hacia nuestro entorno. Cuidando la tierra que nos da de comer. Respetando sus ciclos y tempos. Protegiéndola de contaminantes químicos que puedan hacerla daño. Generando recursos de consumo a nivel local.

Y todo esto lo estamos aprendiendo mientras damos alimento tanto a nuestro cuerpo como a nuestro espíritu, trabajando con nuestras manos la tierra para que produzca alimentos sanos, frescos y deliciosos. Compartiendo recetas para consumir, en el sentido saludable del término, dichos alimentos.

Así que, solo me queda presentaros los primeros pasos de CSA Vega del Jarama.

¡Aprender mola mogollón!

¿Los deberes tienen sentido?

Hoy me gustaría compartir con vosotros un pequeño fragmento del libro “El mito de los deberes” de Alfie Kohn. Ed. Kaleida Forma. En este libro, Kohn plantea el debate de los deberes obligatorios en las escuelas y sus repercusiones en el aprendizaje, en la convivencia dentro de las familias y entre éstas y la escuela. El siguiente fragmento pertenece al capítulo titulado: “cuando antes te acostumbres, mejor”.

Portada de El Mito de los DeberesImagen extraida de El Mito de los Deberes

“Tal vez el argumento de la preparación falla incluso en su lógica interna, en la medida en que se ofrece una visión sesgada de lo que la vida significa para los adultos. No cabe duda de que buena parte de nuestra cultura es competitiva, pero la cooperación es un valor cada vez más importante incluso en el ámbito empresarial; y una escolarización competitiva (concursos de ortografía, reuniones de entrega de premios, pruebas referidas a normas, clases organizadas por el nivel de los alumnos) obstaculiza su desarrollo. Del mismo modo, en el mundo real es más probable que los adultos sean evaluados en el trabajo por lo que realmente hacen, que por los resultados que obtienen en una prueba de lápiz y papel. Ni tampoco, por cierto, nos encontramos tras la universidad muchas situaciones que justifiquen prácticas como las de agrupar por el año de nacimiento u organizar períodos de trabajo de cincuenta minutos. En resumen, no estamos haciendo los colegios de infantil y primaria semejantes “al mundo real”, solo estamos haciéndolos más parecidos a los institutos.”

Creo que el cambio en la escuela debe partir de una identificación de las ideas preconcebidas que todos tenemos (la forma en que hemos aprendido de niños, la organización establecida a día de hoy, cómo se hacen las cosas y por qué se hacen de esta manera,…) y sobre la base de qué objetivos debe tener la escuela (espacio de conocimiento personal, lugar de convivencia con otras personas, resolución de conflictos, adquisición de conocimientos técnicos o históricos,…).

Como sociedad debemos de tener claro que las bases sobre las que asentemos nuestra escuela serán los valores que tengan nuestros ciudadanos en el futuro. ¿Qué sociedad queremos llegar a ser?

 

Vídeo

¿Cómo funciona el cerebro?… según Jandro

Vídeo

¿Cómo conseguir ser creativos?

FUERA DE LA ZONA DE CONFORT ES DONDE LA VIDA MERECE LA PENA SER VIVIDA

Nuestro número nos da fuerza

Hoy no he ido a trabajar. No ha sido un día de fiesta. Ha sido un día tenso y cargado de responsabilidad. Hoy debía ser un día de trabajo, sin embargo la situación propiciada por los grandes poderes económicos y los políticos que los apoyan y sustentan no lo permiten. Los que tenemos trabajo somos unos privilegiados y los que no lo tienen unos vagos. Pues no. El trabajo, como la huelga, es un derecho . Como el de la vivienda que es otro derecho por el cual muchos de nosotros nos hemos endeudado de por vida. Los bancos, esos pobres desvalidos a los que ahora ayudamos con nuestros impuestos, nos dijeron que nuestras casas valían una millonada y ahora dicen lo contrario pero sin querer asumir sus errores de cálculo. Esos políticos, amigos de los banqueros, que permiten que se eche de sus casas a las familias y que éstas mantenga sus deudas millonarias intactas. Ese estado de miedo que producen los maltratadores cuando dicen cosas como: este es el único camino, no hay otra cosa que se pueda hacer; o si yo sé lo que estás sufriendo, me duele más a mí que a tí.
Por todo ello hoy no he ido a trabajar. Con la culpa que me produce dejar a mis alumnos, benditos ellos, sin el placer o la agonía, según sea el caso, de mis clases. Por todo ello me he reunido con un montón de gente que está tan o más enfada que yo y le hemos dicho a este gobierno cual es nuestro parecer.

La pena es que creo que no va a ser la última vez que se lo tengamos que decir porque tiene pinta que son muy duros de oído.

20121114-233606.jpg

¿QUÉ MIDE EL VALOR REAL DE LAS COSAS?

 

SIN PALABRAS

Es el momento de ponerse en marcha

Las ultimas acciones de nuestros gobernantes y las consecuencias que tendrán como el deterioro paulatino de los servicios públicos o los derechos de los trabajadores hacen obligatorio un análisis individual y en profundidad de la sociedad que queremos para nuestros hijos y alumnos e incluso para nosotros. Es la hora de preguntarnos si queremos una sociedad fundamentada en el valor del dinero y por lo tanto manejada por los mercados a voluntad. Piensa, recapacita y si lo crees necesario ACTÚA.

20120220-110555.jpg

Una reflexión sobre nuestro sistema educativo

¿Existen otras maneras de organizar la escuela?

¿Los resultados que se obtienen justifican el mantenimiento de la organización actual?