Nuestro número nos da fuerza

Hoy no he ido a trabajar. No ha sido un día de fiesta. Ha sido un día tenso y cargado de responsabilidad. Hoy debía ser un día de trabajo, sin embargo la situación propiciada por los grandes poderes económicos y los políticos que los apoyan y sustentan no lo permiten. Los que tenemos trabajo somos unos privilegiados y los que no lo tienen unos vagos. Pues no. El trabajo, como la huelga, es un derecho . Como el de la vivienda que es otro derecho por el cual muchos de nosotros nos hemos endeudado de por vida. Los bancos, esos pobres desvalidos a los que ahora ayudamos con nuestros impuestos, nos dijeron que nuestras casas valían una millonada y ahora dicen lo contrario pero sin querer asumir sus errores de cálculo. Esos políticos, amigos de los banqueros, que permiten que se eche de sus casas a las familias y que éstas mantenga sus deudas millonarias intactas. Ese estado de miedo que producen los maltratadores cuando dicen cosas como: este es el único camino, no hay otra cosa que se pueda hacer; o si yo sé lo que estás sufriendo, me duele más a mí que a tí.
Por todo ello hoy no he ido a trabajar. Con la culpa que me produce dejar a mis alumnos, benditos ellos, sin el placer o la agonía, según sea el caso, de mis clases. Por todo ello me he reunido con un montón de gente que está tan o más enfada que yo y le hemos dicho a este gobierno cual es nuestro parecer.

La pena es que creo que no va a ser la última vez que se lo tengamos que decir porque tiene pinta que son muy duros de oído.

20121114-233606.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s